, , , , , , , , ,

El juguete que ha revolucionado la sexualidad femenina

La sexualidad femenina ha pasado por una revolución en los últimos meses a causa de un nuevo juguete sexual. Se trata del famoso Satisfyer, un succionador de clítoris que tiene encantadas a las mujeres. De ello os hablo en el episodio 8 de “El Diván de Chus”.

Leer más

, ,

Los tres roles que intoxican las relaciones interpersonales

Las próximas publicaciones que compartiremos con vosotr@s, serán una trilogía que tendrá como línea argumental la “Teoría del Triángulo Dramático” de Stephen Karpman.

Este psicólogo, afirmaba que cada vértice del triángulo se corresponde con uno de los siguientes roles: perseguidor, salvador y víctima.

 

 

Dos de estos roles (perseguidor y salvador) tienen un carácter parental, lo que implicaría una tendencia a la autoridad y el manejo sobre el otro, mientras que el tercero (víctima) es de naturaleza filial, estando relacionado este rol con una predisposición a ser cuidado, dirigido, no asumiendo la responsabilidad sobre la propia vida.

En el artículo de hoy, nos vamos a centrar en el Rol del Salvador, también conocido como “samaritano”, “bien queda”, “complacedor” o “mártir”.

El salvador denota una preocupación excesiva por los sentimientos y necesidades de los demás, incluso en detrimento del suyo propio.

Leer más

, , , ,

“Pensé que cambiaría”

 

Llevas unos meses conociendo a alguien, las cosas increíbles que veías al principio han dejado paso a otras que no terminan de gustarte. Comienza la duda…

Cuando estos comportamientos aparecen en tu pareja, dejas de sentirte bien, comienzas a preocuparte o lo que es peor, prefieres mirar para otro lado porque según tú “nadie es perfecto”. Así lo justificas y normalizas. Error 1

El tiempo va pasando y esas conductas o hábitos no han desaparecido, sino todo lo contrario, cada vez son más visibles en vuestra relación, por lo que la estrategia de negación de la realidad que posiblemente venías practicando ya no ha lugar.

Leer más

, ,

La zona de confort, allí donde nada nuevo crece

Es muy probable que no te sea desconocida la expresión “ZONA DE CONFORT”, habiéndose apropiado de ella las corrientes más comerciales de auto-ayuda y crecimiento personal “expres”.

En términos generales este concepto se emplea para designar el estado mental atribuido a los lugares, hábitos y rutinas con las cuales nos sentimos cómodos, protegidos y seguros con la vida que llevamos.

La “zona de confort” puede ser positiva durante un tiempo, pero si nos acostumbramos a ella nos puede generar pereza y pasividad a la hora de actuar ante situaciones nuevas y esto frena nuestro desarrollo personal y a la larga nos puede generar frustración y vacío, ya que se trata de un espacio vital que no nos requiere un consumo de recursos personales extras (emocionales, cognitivos, comportamentales, espirituales, etc.).

Leer más

, , , ,

El ser humano: imperfecto por naturaleza

mujer-con-flores-en-el-rostro

Dice Luis Raimundo Cid (psicoanalista y antropólogo, docente en la Universidad de Salamanca) “nada hay de perfecto en lo humano, la naturaleza humana es fallida”.

Tras esta afirmación, os planteo una cuestión:

 

¿Somos capaces los seres humanos de reconocer nuestras imperfecciones?

 ¿Somos capaces de reconocer nuestros errores? Y más aún…

¿Somos capaces de aprender de ellos?

Leer más

, , ,

La enfermedad psicosomática: cuando el cuerpo habla

1660704_304911916300683_1646571788_n

 

En la medicina tradicional, nunca se tomó muy en consideración los factores psicológicos como parte explicativa del origen de la enfermedad, atribuyéndola únicamente a anomalías de origen orgánico (físico).

Sin embargo, dado que los seres humanos somos seres biológicos, psicológicos y sociales, en toda enfermedad coexisten fenómenos de tipo BIOPSICOSOCIAL.

La enfermedad psicosomática, explicaría un tipo de patología orgánica cuyas causas se encuentran en ciertas características de personalidad, conflictos interpersonales y la forma en cómo se responde a dichos conflictos. Si a esto, le sumamos una cierta vulnerabilidad orgánica (congénita o adquirida), tendríamos como resultado la enfermedad de origen psicógeno (psicológico).

Leer más

, , ,

Decálogo para convertirse en un/a “malqueda”…

Según la RAE, el calificativo de “malqueda” le corresponde a la persona que falta a sus deberes.

La pregunta que esto me surgiere es: ¿qué tipo de deberes? ¿los impuestos por uno mismo? o ¿los elegidos por el resto?

Sin duda, se trata de una definición bastante ambigua, donde las interpretaciones (como siempre en la vida) pueden ser variopintas.

Hoy queremos aprovechar este artículo para hacer un alegato sincero y cariñoso hacia el arte “malqueda” o lo que significa para nosotras, el arte de aprender a priorizarte y mirar por tus necesidades por encima de todo y de todos (aunque se enfaden, te ignoren, quieran castigarte, etc.)

Leer más

, , ,

EL “PRÍNCIPE AZUL”: EL MITO QUE NOS SEPARA DEL HOMBRE REAL

imagen 1

¿Han pasado varios/muchos hombres por tu vida?

¿Siempre les has encontrado un “pero” intolerable?

¿Te has sorprendido alguna vez pensando en un futuro de “cuento” con un chico que acabas de conocer?

Si la mayoría de tus respuestas han sido positivas, es muy probable que estés afectada por el mito del “Príncipe Azul”.

Esta creencia tan arraigada culturalmente en la mujer, tiene su origen en los cuentos de los hermanos Grimm y posteriormente en el mundo Disney, refiriéndose a la ilusión que muchas mujeres tienen en su inconsciente de que en algún momento de sus vidas conocerán a esa persona ideal, que responderá a todas sus necesidades y que será capaz de cubrir todas las facetas que creen, le son propias a una pareja.

Leer más

, , ,

Atrévete a no gustar (a todo el mundo)

Fuente: “El País”

Fuente: “El País”

 

Hay gente que se pasa la vida intentando causar buena impresión a los demás. Justamente ahora, en tiempos de redes sociales y “me gusta”, la necesidad de reconocimiento se ha convertido en una especie de adicción bastante generalizada.

El filósofo Schopenhauer ya reflexionaba sobre ello, afirmando que se trataba de una triste esclavitud la de estar sometidos a la opinión ajena.

¿Por qué motivo nos ocurre esto?

Bajo esta tendencia de agradar y obtener el reconocimiento de los demás a toda costa, se esconde una de las necesidades más humanas que existen: LA NECESIDAD DE APROBACIÓN.

Hay que decir, que nuestro ambiente social refuerza este comportamiento como norma de vida, una necesidad que equivaldría a decir: “lo que tú piensas de mi es más importante que la opinión que tengo de mí mismo”.

Leer más

, ,

AUTOESTIMA vs. Formas erróneas de demostrarnos la valía personal

condiciones-valia-profesional-643x342

Cuando los pilares personales no están bien consolidados, los seres humanos pueden verse abocados a entrar en necesidades nocivas de “demostración”. Por su misma incapacidad para valorarse, se puede caer en la distorsión de creer que deben ser reconocidos y admirados por los demás, invirtiendo grandes esfuerzos en destacar respecto a los otros, pues esta sería la señal con la que interpretarían que son valiosos.

Automáticamente crearán un diálogo constante de comparación, llevando irremediablemente a la persona, a sentir la presión autoimpuesta de ser más que el de al lado (desde su infancia han asimilado erróneamente la creencia de que para ser valioso se necesita superar y sobresalir respecto al resto).

Leer más