Entradas por Maria Jesus Gonzalez

, , , ,

Justicia Patriarcal: Yo no te creo

En esta ocasión, queremos dejar la perspectiva científico-clínica para más adelante, no siendo nuestra pretensión para el artículo de hoy el enfocarnos en la psicopatología de los violadores, aunque evidentemente, haberla hayla. Violadores son los cinco depredadores sexuales que intimidaron, violentaron y agredieron sexualmente a esa chica en Pamplona, y a esa otra chica en […]

, , , ,

El depredador emocional

¿A qué nos referimos en Psicología cuando hablamos de un depredador emocional? Se trataría de una persona que se caracteriza por tener un perfil maltratador en sus relaciones, actuando de forma insidiosa y velada con sus víctimas. Estos dos factores son los que lo diferenciarían del subtipo maltratador explosivo-agresivo, el cual se caracteriza por poseer […]

, , ,

Saludables suecos

Según el Eurobarómetro, los suecos son el pueblo más deportista de Europa, con un 51% de los ciudadanos realizando ejercicio físico entre dos y tres veces por semana. En muchos países los trabajadores aprovechan la hora de la comida para ir al gimnasio o la piscina, pero en Suecia algunas empresas decidieron ir mucho más allá […]

La Personalidad Psicopática: inhibidora del sufrimiento ajeno.

Desafortunadamente en las últimas semanas, todos hemos sido en alguna medida, diana del bombardeo informativo que los medios de comunicación han lanzado a raíz del lamentable asesinato del niño almeriense Gabriel, situando todas las miradas (la mayoría morbosas) en el perfil psicopatológico de la supuesta asesina del niño. Es frecuente que de todos los trastornos […]

La dieta que aprieta

  Había perdido la cuenta. A día de hoy era incapaz de recordar cuántas veces había iniciado el mismo ciclo, para luego terminar en peores condiciones de las que había comenzado. Pasaba del exceso a la restricción en cuestión de días. Igual que si se tratara de un yo-yo, su masa corporal iba y venía, […]

Aquella copa de vino

Cada noche, tras el ansiado final de la jornada laboral, realizaba de forma escrupulosa la rutina que le aportaba la satisfacción de saberse querida por sí misma. Lo primero que hacía era regalarse una breve ducha de agua caliente, acariciando su cuerpo con su gel favorito.