Terapia de pareja

En muchas ocasiones, cuando una relación se deteriora, es recomendable que alguien objetivo y ajeno a la problemática y a los protagonistas, o sea, un profesional nos ayude a solucionar nuestros conflictos a través de la terapia de pareja.

Dificultades en la comunicación, discusiones inútiles y reiteradas, falta de atención, problemas sexuales… son algunas de las dificultades más frecuentes por las que pasan las relaciones de pareja a lo largo de su vida. La terapia de pareja ayuda a recomponer el vínculo o a disolverlo de la mejor forma posible para ambos, atendiendo a las necesidades y por supuesto contribuyendo al bienestar de los hijos (si los hubiera), evitando asi el sufrimiento de estos, consecuencia nefasta y habitual de una mala ruptura, cuyas negativas consecuencias se arrastraran a lo largo de la vida dando lugar a trastornos secundarios, bien en la pareja o los propios hijos, razón por la cual es un tema que merece una especial atención y cuidado.

  • Mediación familiar
  • Amor y desamor
  • Dependencia emocional
  • Codependencia
  • Celos
  • Problemas sexuales:
    impotencia, eyaculación precoz, anorgasmia, vaginismo, falta de deseo sexual…