El Itaca de Florinda

Cualquiera que conociese a Florinda, sabía que se le iba el tiempo entre cuentas y se le venía la angustia entre anhelos.Fija en su búsqueda, repasaba con ahínco los esfuerzos invertidos durante los meses caminados.

Especialista es arrancar hojas de agendas, se impacientaba con frecuencia por materializar sueños, siempre pendiente de llegar a puerto.Ofuscada en su meta, desatendió el camino, sin apercibirse de saborearlo mientras era transitando.

Cualquiera que conociese a Florinda, sabía que se le iba el tiempo entre cuentas y se le venía la angustia entre anhelos.

Fija en su búsqueda, repasaba con ahínco los esfuerzos invertidos durante los meses caminados.

Especialista es arrancar hojas de agendas, se impacientaba con frecuencia por materializar sueños, siempre pendiente de llegar a puerto.

Ofuscada en su meta, desatendió el camino, sin apercibirse de saborearlo mientras era transitando.

Mariajesusgonzalez.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *