, , ,

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga.

1170718-320

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga. No te está haciendo daño con su decisión, de hecho (la mayoría de las veces) te estará haciendo un favor y dando una lección.

 

Todo el mundo tiene derecho a decidir con quien compartir su vida y a intentar ser feliz. Cuando se ama de verdad eso lleva implícito que deseas lo mejor para esa persona que busca su felicidad, aunque sea lejos de ti.
Si se quiere ir no le obligues a quedarse. Quizás necesita seguir otro camino, vivir nuevas experiencias, crecer, madurar, equivocarse, acertar, decidir…

 

Si de verdad quieres a esa persona debes aceptar sus decisiones y desearle lo mejor.
El daño te lo generas tu si pusiste tus expectativas, tus metas, tu amor recíproco, tu apego y tu dependencia emocional en la otra persona.
Por eso uno debe quererse lo suficiente como para ver los errores, corregirlos, mejorar, y no crear dependencias sino amar y querer de forma desprendida e incondicional, comprendiendo que todo en esta vida es circunstancial.
Siempre se puede dejar  la puerta abierta para que todo aquel que se vaya vuelva  cuando quiera. Tardará meses o años, o quizás no regrese nunca, en todo caso, tu debes seguir.

 

Mira al frente y céntrate en seguir tu vida y vivirla plenamente, sin esperar nada, sin vivir de ilusiones ni sostenerte en esperanzas, ¡vive! Eso implica que tú también tienes un cometido,el de aprender, crecer, madurar, disfrutar, sumar y seguir.

Confía en tu destino y sigue caminando. Verás como el tiempo lo pone todo en su sitio, pero siempre, se el protagonista de tu propia vida.

mariajesusgonzalez.com

,

la falta de amor, de amor propio

the-artist-pic-1

No hay nada peor que necesitar a los demás porque nos sentimos solos.

No existe mayor soledad que la dependencia emocional hacia otros.

Nos empeñamos en que algunas personas nos encajen y nos acompañen si o si, de cualquier manera y a cualquier precio, aunque lo que acabe acompañándonos es la sensación de vacío constante que nunca sabemos identificar ni dar explicación pero que se manifiesta con un “me siento sol@” aun estando rodeado de gente.

 

Lo que origina todo esto es la falta de amor, y no de cualquier amor,  sino del más importante, el amor propio.

A veces vale la pena encontrarse a uno mismo antes que cubrir carencias buscando en otros lo que crees que a ti te falta.

El amor nunca es algo que se dice, sino que se demuestra, si tienes que estar reteniendo a otra persona para que este en tu vida no te merece la pena, porque lo que si vale la pena es pasar tiempo a solas sintiendo lo necesario que es a veces la soledad, que el mundo no se para porque alguien no te haga caso o deje de estar en tu vida, que de echo si deja de estarlo es porque ese alguien no es para ti y es mejor que no forme parte de ella.