, , ,

INFIDELIDAD = INFELICIDAD

el-punto-oscuro-de-la-infidelidad-moderna-que-esta-pasando-hoy-en-los-matrimonios

La mayoría de los estudios que existen sobre el tema coincide en apuntar que entre el 40 y el 50% de los adultos ha sido infiel alguna vez en su vida.

La infidelidad suele ser la consecuencia de la mentira, más bien de la falta de verdad ante una carencia de alguno de los miembros de una relación, o de ambos.
Existen muchos motivos por los cuales uno de los miembros de la pareja llega a ser infiel, pero, todos tienen una explicación que desemboca en la insatisfacción personal. Cuando una persona se siente insatisfecha personalmente, porque tiene conflictos sin resolver, personales o de pareja, la tendencia es la evitación o evasión
Uno de los grandes problemas en las relaciones es la ausencia de comunicación de calidad. La falta de verdad sobre lo que se siente o lo que se desea va perforando la relación día tras día.

Si comparamos la relación con una casa , la ausencia de verdad y sinceridad sobre lo que sentimos que nos falta o sobre lo que silenciosamente deseamos, sería agua filtrando las bases de la edificación o una gran gotera… y si no se soluciona, la casa en algún momento se puede derrumbar.

Ante un problema hay que buscar su origen, y para ello la comunicación basada en la verdad y en tratar de comprender al otro es algo fundamental.

El ser humano no suele buscar lo que ya tiene, busca lo que cree que le hace falta, sin pensar que a veces lo que le hace falta es valorar lo que se tiene, e intentar mejorar poco a poco la relación desde el amor, la comprensión, el entendimiento, la solidaridad y la negociación por ambas partes.

La infidelidad nace en una relación al alejarse por dentro uno del otro, sin importar lo cerca que estén físicamente y lo aparentemente felices que sean.

Es muy importante ser consciente de la insatisfacción personal, por conflictos no resueltos, que haya podido tener nuestra pareja antes de conocernos. Solo así pueden llegar a resolverse. Ahora bien, si la insatisfacción personal surge o aumenta con la relación de pareja, es conveniente afrontar esta situación. Por lo tanto, hay que buscar soluciones o tomar decisiones de ruptura, para que cada uno busque su camino de felicidad por separado, sin evitar la realidad.

Es conveniente la ayuda de un profesional que pueda orientar a abordar los miedos, así como la dependencia emocional o la baja autoestima que puede estar sufriendo. De esta manera, sabrá sacar la valentía y seguridad que le ayudarán a tomar mejores decisiones para llevar una vida mejor, plena y feliz.

Además, al mismo tiempo que resolvemos la insatisfacción personal, retomando la propia vida, evitamos también hacerle daño al otro miembro de la pareja. En muchos casos, aunque no en todos, es ajeno a las insatisfacciones e infelicidad de su pareja.

, ,

quien no sabe amar a un animal, no sabe amarse a sí mismo

En la sociedad una gran cantidad de gente no respeta a los animales porque “no son seres racionales”  y carecen de emociones.

Pero … Supongamos que una persona carece de intelecto, no se relaciona con los demás de una manera “normal” o no muestra sus emociones abiertamente, ¿podría ser considerada un animal? ¿entonces debemos tratarlo como tal?

 Al contrario, la tratamos con más cuidado e intentando proporcionarle una gran ayuda, entonces… ¿cuál es la diferencia?

Los seres humanos poseemos una inteligencia y capacidades que sobrepasan a los demás animales, pero eso no nos da ningún derecho a controlarles a nuestro antojo, y mucho menos a matarles o maltratarles.

Si somos tan listos y capaces deberíamos saber que debemos tratarlos como semejantes, porque al fin y al cabo lo son.

Existen más de 17 leyes contra el maltrato animal y aun así parece que la gente no toma conciencia de la importancia del tema.

Pero lo más importante es ser consciente de lo que somos y lo que son, debemos protegernos y protegerlos, y aprender de ellos, porque en definitiva, lo dan todo, sin pedir nada, y siempre son leales y fieles.

Quien no sabe amar a un animal, no sabe amarse a sí mismo

, , ,

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga.

1170718-320

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga. No te está haciendo daño con su decisión, de hecho (la mayoría de las veces) te estará haciendo un favor y dando una lección.

 

Todo el mundo tiene derecho a decidir con quien compartir su vida y a intentar ser feliz. Cuando se ama de verdad eso lleva implícito que deseas lo mejor para esa persona que busca su felicidad, aunque sea lejos de ti.
Si se quiere ir no le obligues a quedarse. Quizás necesita seguir otro camino, vivir nuevas experiencias, crecer, madurar, equivocarse, acertar, decidir…

 

Si de verdad quieres a esa persona debes aceptar sus decisiones y desearle lo mejor.
El daño te lo generas tu si pusiste tus expectativas, tus metas, tu amor recíproco, tu apego y tu dependencia emocional en la otra persona.
Por eso uno debe quererse lo suficiente como para ver los errores, corregirlos, mejorar, y no crear dependencias sino amar y querer de forma desprendida e incondicional, comprendiendo que todo en esta vida es circunstancial.
Siempre se puede dejar  la puerta abierta para que todo aquel que se vaya vuelva  cuando quiera. Tardará meses o años, o quizás no regrese nunca, en todo caso, tu debes seguir.

 

Mira al frente y céntrate en seguir tu vida y vivirla plenamente, sin esperar nada, sin vivir de ilusiones ni sostenerte en esperanzas, ¡vive! Eso implica que tú también tienes un cometido,el de aprender, crecer, madurar, disfrutar, sumar y seguir.

Confía en tu destino y sigue caminando. Verás como el tiempo lo pone todo en su sitio, pero siempre, se el protagonista de tu propia vida.

mariajesusgonzalez.com

, ,

si te resistes, persiste!!

de88d5b8790274c38552d8f6a1a52ccc_elefante-rosa-1156-577-c

Parece una frase sin más pero es tan real como la vida misma

Nuestro cerebro es capaz de asociar cada pensamiento con imágenes pero el “NO” no está en esas imágenes. El cerebro no procesa la negación.

Es fácil, compruébalo, si piensas en “no voy a comer chocolate” te darás cuenta de que en tu mente solo existe el chocolate, todos recordamos eso de “ no pienses en un elefante rosa” e inmediatamente en la cabeza tenemos el elefante, conclusión : intentar suprimir un pensamiento es la mejor manera de que este regrese una y otra vez.

Esto en psicología se conoce como la “teoría de los procesos ironicos” (wegner  1994) viene a decir que  los intentos de control de las experiencias internas están condenados a fallar precisamente por la manera en que funcionan porque generan exactamente lo opuesto a lo que se quiere controlar.

La capacidad de concentrarse es otro típico dominio de los procesos irónicos. Bajo condiciones de estrés o sobrecarga, terminamos no solo distrayéndonos sino enfocándonos involuntariamente en cualquier cosa salvo aquello en que queremos concentrarnos.

Utilizar estrategias de control inadecuadas en aquellas situaciones que pretendemos cambiar, por más que nos empeñemos no funcionan. Veamos algunas:

control-de-pensamientos-contraproducente-fabian-maero-e1444278170420

“Relajáte”, le decimos a alguien que está nervioso.

“Necesito relajarme”, es una frase repetida por las personas que experimentan estrés o ansiedad. Ahora bien, ¿funciona esto de relajarse voluntariamente?

En un experimento  realizado por Adler et alt en 1987, se trabajó con personas que sufrían ataques de pánico, y se les pidió que escucharan una de las dos grabaciones de audio: una grabación con una serie de instrucciones de relajación, o bien una grabación del relato de una novela, pues bien, aquellas personas que escuchaban la grabación de relajación sentían la “obligación” de relajarse lo que les acabó provocando más estrés al sentir que no lo conseguían experimentando síntomas más severos de pánico, mientras que los que escuchaban el relato presentaron un ritmo cardiaco mucho más lento y relajado, porque centraban su atención en el estímulo diferente provocador de estas.

Un hecho muy conocido para todos referente a los estudios de los procesos irónicos es en lo relativo al sueño.

Situación típica, mañana tenemos un gran día por delante, puede ser una entrevista,  un viaje, una cita, un examen o cualquier otro evento importante, y necesitamos descansar, queremos descansar lo antes posible y de la mejor manera.

Esa noche, a las cuatro de la mañana, estamos más despiertos y espabilados  que cualquier otro día, maldiciendo y cabreándonos, pensando en lo cansados que estaremos o la mala cara que tendremos,  intentando lograr al menos un par de horas de sueño mas, algo que casi el 80% de las veces es imposible de retomar.

Las instrucciones dirigidas a dormirse cuanto antes, hacen que los sujetos tarden más en dormirse.

Pero también esta probado el fenómeno inverso, indicar a las personas con insomnio que permanezcan despiertas puede ayudarlas a dormir (Ascher y Efran, 1978),  es lo que se llama la intervención paradójica.

En psicoterapia, ofrecer estrategias de control adecuadas y de reducción del malestar es la mejor alternativa para solucionar estas situaciones.

Hay que centrarnos en utilizar la energía en lo que “queremos” y no en lo que “no queremos” porque la mejor manera de paliar estas situaciones problemáticas es aceptar los obstáculos.

Confrontarlos y resolverlos con las técnicas terapéuticas adecuadas a cada caso y a cada persona, dirigidas por el psicólogo.

Con la ayuda adecuada se puede aprender  nuevas habilidades para lidiar con las experiencias internas negativas, desarrollando habilidades que reemplacen los intentos inefectivos de control.

 

, ,

tu qué haces? Te OCUPAS o te PRE-ocupas?

El presente es el único tiempo en el que podemos actuar
Esto es: OCUPARNOS

PRE-ocuparnos (antes de tiempo), es inútil, ya que no podemos actuar en un tiempo futuro. Esto solo sirve para invadir nuestra vida con fantasmas mentales que nos amargan la existencia y nos impiden ocuparnos y resolver problemas del presente
Son la causa de la inmovilidad e inacción, anclándonos en la infelicidad.

 

SIETE CONSEJOS PARA DISFRUTAR UN POQUITO MÁS DEL PRESENTE

 

  1. Aprieta el botón de pausa.

michael-mroczek-199379

Este es el primer paso. Tener la intención de parar. Tienes que tener una señal, un anclaje que te recuerde el deseo de vivir en el presente. Anticípate a la situación diciendo: “Ahora, pausa”. Utilízalo cuando escribas algo en el ordenador, cuando salgas a hacer tu deporte, cuando te sientes a ver la tele, a comer, a hablar, cada vez que descuelgues el teléfono.

Pausa significa que vas a atender lo que ocurra en ese momento, dejando que tu atención y tu respiración estén en el presente. Pausa es atender lo que ocurre en el ahora. Y si llega algún pensamiento o preocupación que atormenta, o un mensaje al móvil, déjalos estar. Basta con que no converses con tus pensamientos ni les prestes atención. Ya se aburrirán. Tú solo vuelve al presente atendiendo lo que está ocurriendo en ese momento.

 

  1. Ten más paciencia.

justin-tietsworth-214667

No pites, no grites, no mires el reloj continuamente, no pongas mala cara cuando alguien se atasca en la cola del supermercado, no te enfades si avanza más la otra cola del banco que no elegiste, no cruces en rojo para los peatones, no verbalices “es que tengo mucha prisa”.

Nada de lo expuesto te ayuda a que el mundo ande más deprisa, pero sí desencadena en ti ira, frustración y ansiedad.

 

  1. Actúa lento.

luke-brugger-29473

Camina despacio, conduce sin prisa, come saboreando, comunícate escuchando y piensa antes de actuar.

Al final del día habrás perdido veinte minutos que habrán mejorado mucho tu calidad de vida, y la de los que conviven y trabajan contigo. No hay nada más estresante que una persona acelerada que vive deprisa.

 

  1. Disfruta de los detalles.

loli-clement-219773

No disfrutamos del presente porque muchos de los detalles que ocurren a nuestro alrededor forman parte de nuestros hábitos cotidianos. Es normal tener agua caliente, es normal tener fruta fresca, es normal tener amigos con los que reír y desahogarte, etc. Cuando algo pasa a ser normal y/o habitual pierde valor. Dejamos de ser agradecidos con ese momento y con ello, de disfrutarlo.

Presta atención a lo que te rodea, agradece lo que tienes, sé consciente del nivel de bienestar del que gozas. Y deja de mirar tanto lo que te falta y lo que no funciona.

 

  1. Aparta lo que resta.

beesker+american+football

 

Puedes decidir qué pensamientos son titulares y cuáles te perjudican.

Eres el entrenador de tus pensamientos, y tú eliges quién sale a jugar. No te des explicaciones, ni argumentes contigo cada una de tus preocupaciones. Ya sabes que son irracionales y te perjudican así que deja de darles valor.

 

  1. Prioriza tu intención de estar aquí y ahora.

eli-defaria-9977

Habrá momentos en los que pienses, “sí, sí, luego estaré en el presente, es que ahora me urge esto otro”. Si siempre te dejas a ti y a tus prioridades para el final, nunca llegarán a ser una realidad.

Disfrutar es una decisión que puedes empezar a practicar en cada acción del día a día, por pequeñita que sea. No temas, no va a enlentecer tu vida. Solo la vas a enriquecer.

 

  1. Ponte recuerdos visuales que te ayuden a generar el cambio.

Post-it

La dificultad de cambiar está más en el olvido en el “no darte cuenta” o con la negatividad que en la fuerza de voluntad. Por muy motivado que estés para vivir más el presente, si llevas equis años comportándote con prisas, es difícil que con el simple propósito te acuerdes de ello.

Ponte de fondo de pantalla, en la nevera o en el coche mensajes que te recuerden que tienes la intención de disfrutar y cumplir con estos puntos. Hasta que no nos acostumbramos a un objetivo nuevo no se convierte en un hábito. Y el hábito lo es simplemente porque lo hemos repetido muchas veces. Pero para poder repetir algo y que pase a formar parte de nuestra rutina, tenemos que acordarnos de ello. Y no te castigues diciendo algo como “¡es que si no soy capaz de recordarlo, es que no debe importarme tanto!” Deja de fustigarte y ponte recuerdos que te ayuden. Háztelo fácil.

y tu qué haces? Te OCUPAS o te PREocupas?

mariajesusgonzalez.com