, , ,

INFIDELIDAD = INFELICIDAD

el-punto-oscuro-de-la-infidelidad-moderna-que-esta-pasando-hoy-en-los-matrimonios

La mayoría de los estudios que existen sobre el tema coincide en apuntar que entre el 40 y el 50% de los adultos ha sido infiel alguna vez en su vida.

La infidelidad suele ser la consecuencia de la mentira, más bien de la falta de verdad ante una carencia de alguno de los miembros de una relación, o de ambos.
Existen muchos motivos por los cuales uno de los miembros de la pareja llega a ser infiel, pero, todos tienen una explicación que desemboca en la insatisfacción personal. Cuando una persona se siente insatisfecha personalmente, porque tiene conflictos sin resolver, personales o de pareja, la tendencia es la evitación o evasión
Uno de los grandes problemas en las relaciones es la ausencia de comunicación de calidad. La falta de verdad sobre lo que se siente o lo que se desea va perforando la relación día tras día.

Si comparamos la relación con una casa , la ausencia de verdad y sinceridad sobre lo que sentimos que nos falta o sobre lo que silenciosamente deseamos, sería agua filtrando las bases de la edificación o una gran gotera… y si no se soluciona, la casa en algún momento se puede derrumbar.

Ante un problema hay que buscar su origen, y para ello la comunicación basada en la verdad y en tratar de comprender al otro es algo fundamental.

El ser humano no suele buscar lo que ya tiene, busca lo que cree que le hace falta, sin pensar que a veces lo que le hace falta es valorar lo que se tiene, e intentar mejorar poco a poco la relación desde el amor, la comprensión, el entendimiento, la solidaridad y la negociación por ambas partes.

La infidelidad nace en una relación al alejarse por dentro uno del otro, sin importar lo cerca que estén físicamente y lo aparentemente felices que sean.

Es muy importante ser consciente de la insatisfacción personal, por conflictos no resueltos, que haya podido tener nuestra pareja antes de conocernos. Solo así pueden llegar a resolverse. Ahora bien, si la insatisfacción personal surge o aumenta con la relación de pareja, es conveniente afrontar esta situación. Por lo tanto, hay que buscar soluciones o tomar decisiones de ruptura, para que cada uno busque su camino de felicidad por separado, sin evitar la realidad.

Es conveniente la ayuda de un profesional que pueda orientar a abordar los miedos, así como la dependencia emocional o la baja autoestima que puede estar sufriendo. De esta manera, sabrá sacar la valentía y seguridad que le ayudarán a tomar mejores decisiones para llevar una vida mejor, plena y feliz.

Además, al mismo tiempo que resolvemos la insatisfacción personal, retomando la propia vida, evitamos también hacerle daño al otro miembro de la pareja. En muchos casos, aunque no en todos, es ajeno a las insatisfacciones e infelicidad de su pareja.

, ,

quien no sabe amar a un animal, no sabe amarse a sí mismo

En la sociedad una gran cantidad de gente no respeta a los animales porque “no son seres racionales”  y carecen de emociones.

Pero … Supongamos que una persona carece de intelecto, no se relaciona con los demás de una manera “normal” o no muestra sus emociones abiertamente, ¿podría ser considerada un animal? ¿entonces debemos tratarlo como tal?

 Al contrario, la tratamos con más cuidado e intentando proporcionarle una gran ayuda, entonces… ¿cuál es la diferencia?

Los seres humanos poseemos una inteligencia y capacidades que sobrepasan a los demás animales, pero eso no nos da ningún derecho a controlarles a nuestro antojo, y mucho menos a matarles o maltratarles.

Si somos tan listos y capaces deberíamos saber que debemos tratarlos como semejantes, porque al fin y al cabo lo son.

Existen más de 17 leyes contra el maltrato animal y aun así parece que la gente no toma conciencia de la importancia del tema.

Pero lo más importante es ser consciente de lo que somos y lo que son, debemos protegernos y protegerlos, y aprender de ellos, porque en definitiva, lo dan todo, sin pedir nada, y siempre son leales y fieles.

Quien no sabe amar a un animal, no sabe amarse a sí mismo

, , ,

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga.

1170718-320

Si esa persona quiere irse de tu lado… que lo haga. No te está haciendo daño con su decisión, de hecho (la mayoría de las veces) te estará haciendo un favor y dando una lección.

 

Todo el mundo tiene derecho a decidir con quien compartir su vida y a intentar ser feliz. Cuando se ama de verdad eso lleva implícito que deseas lo mejor para esa persona que busca su felicidad, aunque sea lejos de ti.
Si se quiere ir no le obligues a quedarse. Quizás necesita seguir otro camino, vivir nuevas experiencias, crecer, madurar, equivocarse, acertar, decidir…

 

Si de verdad quieres a esa persona debes aceptar sus decisiones y desearle lo mejor.
El daño te lo generas tu si pusiste tus expectativas, tus metas, tu amor recíproco, tu apego y tu dependencia emocional en la otra persona.
Por eso uno debe quererse lo suficiente como para ver los errores, corregirlos, mejorar, y no crear dependencias sino amar y querer de forma desprendida e incondicional, comprendiendo que todo en esta vida es circunstancial.
Siempre se puede dejar  la puerta abierta para que todo aquel que se vaya vuelva  cuando quiera. Tardará meses o años, o quizás no regrese nunca, en todo caso, tu debes seguir.

 

Mira al frente y céntrate en seguir tu vida y vivirla plenamente, sin esperar nada, sin vivir de ilusiones ni sostenerte en esperanzas, ¡vive! Eso implica que tú también tienes un cometido,el de aprender, crecer, madurar, disfrutar, sumar y seguir.

Confía en tu destino y sigue caminando. Verás como el tiempo lo pone todo en su sitio, pero siempre, se el protagonista de tu propia vida.

mariajesusgonzalez.com

,

la falta de amor, de amor propio

the-artist-pic-1

No hay nada peor que necesitar a los demás porque nos sentimos solos.

No existe mayor soledad que la dependencia emocional hacia otros.

Nos empeñamos en que algunas personas nos encajen y nos acompañen si o si, de cualquier manera y a cualquier precio, aunque lo que acabe acompañándonos es la sensación de vacío constante que nunca sabemos identificar ni dar explicación pero que se manifiesta con un “me siento sol@” aun estando rodeado de gente.

 

Lo que origina todo esto es la falta de amor, y no de cualquier amor,  sino del más importante, el amor propio.

A veces vale la pena encontrarse a uno mismo antes que cubrir carencias buscando en otros lo que crees que a ti te falta.

El amor nunca es algo que se dice, sino que se demuestra, si tienes que estar reteniendo a otra persona para que este en tu vida no te merece la pena, porque lo que si vale la pena es pasar tiempo a solas sintiendo lo necesario que es a veces la soledad, que el mundo no se para porque alguien no te haga caso o deje de estar en tu vida, que de echo si deja de estarlo es porque ese alguien no es para ti y es mejor que no forme parte de ella.

 

, , ,

PARÁMETROS QUE TE AYUDARAN A SENTIRTE AFORTUNADO Y FELIZ

fotonoticia_20160118081236_1280 (1)

Es posible que cambiar sea difícil porque considerarse una víctima tiene sus ventajas, aunque no lo creas, el hacerse o sentirse victima te reporta un beneficio, tener más atención, tener una excusa para no enfrentarte a algo…puede ser cualquier cosa pero lo real es que tú eres victima porque tú y solo tú quieres serlo.

Estos son algunos de los parámetros que pueden ayudarte a ese cambio, parecen fáciles, pero intenta ponerlos todos en práctica a ver si te resulta tan sencillo.

PARÁMETROS QUE AYUDARAN A SENTIRTE AFORTUNADO Y FELIZ

  1. ACEPTA tus fracasos. Es más: ¡celébrelos!

Al igual que es inútil quejarse del efecto de la gravedad sobre la Tierra, es imposible tratar de vivir sin emociones negativas, ya que forman parte de la vida, y son tan naturales como la alegría, la felicidad y el bienestar.

Aceptando las emociones negativas, pero sin anclarnos en ellas sino aprendiendo a superarlas, conseguiremos abrirnos a disfrutar de la positividad y la alegría”. Se trata de darnos el derecho a ser humanos y de perdonarnos la debilidad. En el año 1992, Mauger y sus colaboradores estudiaron los efectos del perdón, encontrando que los bajos niveles de este hacia uno mismo se relacionaban con la presencia de trastornos como la depresión, la ansiedad y la baja autoestima, esto no es una casualidad.

 

  1. No dé lo bueno por hecho: AGRADECELO!

 Cosas grandes y pequeñas. Tenemos la costumbre de pensar que las cosas vienen positivas o buenas dadas y siempre será así. Esta visión es poco de realista. Hemos de aprender a construir nuestra mente de manera positiva para que nuestra realidad también lo sea.

Mente positiva= sentimientos positivos = realidad positiva

 

  1. Haz DEPORTE.

No es necesario machacarse en el gimnasio o correr 15 kilómetros diarios. Basta con practicar un ejercicio suave como caminar a paso rápido durante 30 minutos al día ( y eso está al alcance de todos sin excusas) para que el cerebro segregue endorfinas, esas sustancias que nos hacen sentir drogados de felicidad, porque en realidad son unos opiáceos naturales que produce nuestro propio cerebro, que mitigan el dolor y causan placer, esto es algo comprobado y reiterado por numerosos médicos y entrenadores.

 

  1. SIMPLIFICA TU VIDA, en el ocio y el trabajo.

Identifiquemos qué es lo verdaderamente importante, y concentrémonos en ello.

Ya se sabe que “quien mucho abarca, poco aprieta”, y por ello lo mejor es centrarse en algo y no intentarlo todo a la vez. Y no se refiere solo al trabajo, sino también al área personal y al tiempo de ocio:

Mejor apagar el teléfono y desconectar del trabajo esas dos o tres horas que se pasa con la familia o amigos, en el tiempo libre.

 

  1. Aprende a MEDITAR.

Este sencillo hábito combate el estrés. 

Son numerosos los doctores que aseguran que a largo plazo, la práctica continuada de ejercicios de meditación contribuye a afrontar mejor los baches de la vida, superar las crisis con mayor fortaleza interior y ser más nosotros mismos bajo cualquier circunstancia.

La meditación es también un momento idóneo para manejar nuestros pensamientos hacia el lado positivo, y aportarnos momento de paz.

Empieza poco a poco, hay muchísimos libros y sitios en internet que te indicaran como hacerlo.

 

  1. Practique una nueva habilidad: la RESILENCIA.

La felicidad depende de nuestro estado mental. Concretamente, nuestro nivel de dicha lo determinará aquello en lo que nos fijemos y en las atribuciones que hagamos del éxito o del fracaso.

Esto se conoce como locus de control o “lugar en el que situamos la responsabilidad de los hechos”, un término descubierto y definido por el psicólogo Julian Rotter a mediados del siglo XX y muy investigado en torno al carácter de las person.as: los pacientes depresivos atribuyen los fracasos a sí mismos, y el éxito, a situaciones externas a su persona; mientras que la gente positiva tiende a colgarse las medallas, y los problemas, “casi mejor que se los quede otro”.

Sin embargo, si podemos percibir el fracaso como una “oportunidad” de crecer y superarnos, que tiene mucho que ver con la resiliencia, concepto que se ha hecho muy popular con la crisis, y que viene prestado originariamente de la Física y de la Ingeniería, con el que se describe la capacidad de un material para recobrar su forma original después de someterse a una presión deformadora.

“En las personas, la resiliencia trata de expresar la capacidad de un individuo para enfrentarse a circunstancias adversas, condiciones de vida difíciles, o situaciones potencialmente traumáticas, y recuperarse saliendo fortalecido y con más recursos”, afirma el médico psiquiatra Roberto Pereira.

mariajesusgonzalez.com

, ,

tu qué haces? Te OCUPAS o te PRE-ocupas?

El presente es el único tiempo en el que podemos actuar
Esto es: OCUPARNOS

PRE-ocuparnos (antes de tiempo), es inútil, ya que no podemos actuar en un tiempo futuro. Esto solo sirve para invadir nuestra vida con fantasmas mentales que nos amargan la existencia y nos impiden ocuparnos y resolver problemas del presente
Son la causa de la inmovilidad e inacción, anclándonos en la infelicidad.

 

SIETE CONSEJOS PARA DISFRUTAR UN POQUITO MÁS DEL PRESENTE

 

  1. Aprieta el botón de pausa.

michael-mroczek-199379

Este es el primer paso. Tener la intención de parar. Tienes que tener una señal, un anclaje que te recuerde el deseo de vivir en el presente. Anticípate a la situación diciendo: “Ahora, pausa”. Utilízalo cuando escribas algo en el ordenador, cuando salgas a hacer tu deporte, cuando te sientes a ver la tele, a comer, a hablar, cada vez que descuelgues el teléfono.

Pausa significa que vas a atender lo que ocurra en ese momento, dejando que tu atención y tu respiración estén en el presente. Pausa es atender lo que ocurre en el ahora. Y si llega algún pensamiento o preocupación que atormenta, o un mensaje al móvil, déjalos estar. Basta con que no converses con tus pensamientos ni les prestes atención. Ya se aburrirán. Tú solo vuelve al presente atendiendo lo que está ocurriendo en ese momento.

 

  1. Ten más paciencia.

justin-tietsworth-214667

No pites, no grites, no mires el reloj continuamente, no pongas mala cara cuando alguien se atasca en la cola del supermercado, no te enfades si avanza más la otra cola del banco que no elegiste, no cruces en rojo para los peatones, no verbalices “es que tengo mucha prisa”.

Nada de lo expuesto te ayuda a que el mundo ande más deprisa, pero sí desencadena en ti ira, frustración y ansiedad.

 

  1. Actúa lento.

luke-brugger-29473

Camina despacio, conduce sin prisa, come saboreando, comunícate escuchando y piensa antes de actuar.

Al final del día habrás perdido veinte minutos que habrán mejorado mucho tu calidad de vida, y la de los que conviven y trabajan contigo. No hay nada más estresante que una persona acelerada que vive deprisa.

 

  1. Disfruta de los detalles.

loli-clement-219773

No disfrutamos del presente porque muchos de los detalles que ocurren a nuestro alrededor forman parte de nuestros hábitos cotidianos. Es normal tener agua caliente, es normal tener fruta fresca, es normal tener amigos con los que reír y desahogarte, etc. Cuando algo pasa a ser normal y/o habitual pierde valor. Dejamos de ser agradecidos con ese momento y con ello, de disfrutarlo.

Presta atención a lo que te rodea, agradece lo que tienes, sé consciente del nivel de bienestar del que gozas. Y deja de mirar tanto lo que te falta y lo que no funciona.

 

  1. Aparta lo que resta.

beesker+american+football

 

Puedes decidir qué pensamientos son titulares y cuáles te perjudican.

Eres el entrenador de tus pensamientos, y tú eliges quién sale a jugar. No te des explicaciones, ni argumentes contigo cada una de tus preocupaciones. Ya sabes que son irracionales y te perjudican así que deja de darles valor.

 

  1. Prioriza tu intención de estar aquí y ahora.

eli-defaria-9977

Habrá momentos en los que pienses, “sí, sí, luego estaré en el presente, es que ahora me urge esto otro”. Si siempre te dejas a ti y a tus prioridades para el final, nunca llegarán a ser una realidad.

Disfrutar es una decisión que puedes empezar a practicar en cada acción del día a día, por pequeñita que sea. No temas, no va a enlentecer tu vida. Solo la vas a enriquecer.

 

  1. Ponte recuerdos visuales que te ayuden a generar el cambio.

Post-it

La dificultad de cambiar está más en el olvido en el “no darte cuenta” o con la negatividad que en la fuerza de voluntad. Por muy motivado que estés para vivir más el presente, si llevas equis años comportándote con prisas, es difícil que con el simple propósito te acuerdes de ello.

Ponte de fondo de pantalla, en la nevera o en el coche mensajes que te recuerden que tienes la intención de disfrutar y cumplir con estos puntos. Hasta que no nos acostumbramos a un objetivo nuevo no se convierte en un hábito. Y el hábito lo es simplemente porque lo hemos repetido muchas veces. Pero para poder repetir algo y que pase a formar parte de nuestra rutina, tenemos que acordarnos de ello. Y no te castigues diciendo algo como “¡es que si no soy capaz de recordarlo, es que no debe importarme tanto!” Deja de fustigarte y ponte recuerdos que te ayuden. Háztelo fácil.

y tu qué haces? Te OCUPAS o te PREocupas?

mariajesusgonzalez.com

, ,

LA FAMILIA NO ES UNA DEMOCRACIA, ES UNA JERARQUIA

0251

 

Hace unos días nos despertábamos con esta noticia “El Juzgado de lo Penal 1 de Almería ha absuelto a María Angustias H.H., de 37 años, quien fue denunciada por su hijo de 15 porque le quitó el móvil para que dejase de jugar y estudiase, puesto que al día siguiente tenía un examen. El Ministerio Fiscal pedía una pena de nueve meses de prisión por un delito de malos tratos, puesto que para arrebatarle el móvil a su hijo se produjo un leve forcejeo”

Y yo no dejaba de preguntarme:

  • ¿Ahora en lugar de educar se maleduca y aun encima esta refrendado por la ley?
  • ¿Estamos ante un mundo al revés?
  • ¿Desde cuándo un padre/ madre no tiene potestad de retirar un móvil a un hijo cuando tiene incluso la obligación legal (patria potestad) de velar por su educación?
  • ¿Desde cuándo un adolescente puede denunciar a un padre/ madre por ejercer su derecho y deber educativo y además que dicha denuncia sea admitida a trámite con el costo que este tipo de procesos tiene para el erario público?
  • ¿Desde cuándo una fiscal puede pensar siquiera en penalizar un acto educativo de los responsables directos del mismo?

Si seguimos así, no nos asombremos de la sociedad que nos espera en poco tiempo
Esta más que comprobado que los niños malcriados de hoy, serán unos tiranos adolescentes y los maltratadores de mañana.

Os compartí en mi página de Facebook https://www.facebook.com/MariaJesusGonzalezPsicologa/ un video muy interesante y esclarecedor en la línea de la deseducación, hecho social lamentablemente actual

“Un decálogo para formar un pequeño delincuente en casa” del Juez de Menores de Granada. Emilio Calatayud

  1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.
  2. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.
  3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.
  4. No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.
  5.  Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la        responsabilidad sobre los demás.
  6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.
  7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.
  8. Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.
  9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.
  10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.

 

Yo me quedo con dos reflexiones claves:

“El objetivo de este decálogo es concienciar a los padres, que sepan lo que deben y no hacer con sus hijos, por el bien de ellos. Nuestro deber es ser padres, no cómplices de nuestros hijos. La disciplina y el respeto a los demás deben adquirirse desde pequeños. Nosotros sabemos lo que les conviene”

“No somos amigos de nuestros hijos, somos sus padres. No podemos protegerles, debemos enseñarles a respetar normas de conducta que no afecten negativamente a los demás. Que sean positivas para la sociedad y para ellos mismos”

Parece que ahora en lugar de educar en valores solo se crían niños caprichosos y malcriados.

Obviamente la familia no es una democracia, es una jerarquía.

¿Como sino se puede establecer un principio de autoridad parental fundamental para poder educar?

Sacar vuestras propias conclusiones.

mariajesusgonzalez.com